Colección: Cuadros famosos para pintar

Con esta colección de Canvas by Numbers podrás pintar fácilmente los cuadros más famosos del mundo. Diferentes artistas, diferentes estilos, y la satisfacción de pintar estas obras como hicieron sus autores originales.

233 productos

/collections/cuadros-famosos?page=2

¿Por qué te será fácil pintar estos cuadros?

Incluso si nunca has cogido un pincel, te será fácil pintar uno de los cuadros más famosos del mundo. No te preocupes por la técnica que usó el autor: lo que recibirás será una plantilla del cuadro famoso que quieras pintar, dividida en zonas numeradas.

Así, con este sistema de pintar por números tú solo tendrás que aplicar la pintura acrílica correspondiente en el número indicado. Y, poco a poco, ¡el cuadro irá apareciendo ante tus ojos!

¿Los materiales para pintar el cuadro están incluidos?

Sí, con tu pedido, además del lienzo del cuadro, recibirás la pintura acrílica y los pinceles. Lo único que tendrás que poner de tu parte ¡son las ganas de pintar un cuadro famoso con tus propias manos!

¿Qué autores famosos tenemos en esta colección de Canvas?

Gustav Klimt, Claude Monet, Van Gogh... Son muchos los pintores que nos legaron cuadros hoy día conocidos en todo el mundo. Cada uno en su estilo y su época, todos ellos se convirtieron en maestros gracias a sus técnicas y a los sentimientos que conseguían plasmar sobre un lienzo.

Gustav Klimt

Junto con Munch y Picasso, fue uno de los máximos exponentes del simbolismo. Los cuadros más famosos de Klimt presentan vivos colores y ornamentos muy suntuosos.

Claude Monet

Aunque empezó como pintor realista, el francés Monet fue el iniciador del impresionismo en la pintura y ¡llegó a pintar más de 1300 cuadros!

Vincent Van Gogh

Cómo no, el neerlandés también se cuela en nuestra pequeña lista de cuadros famosos que puedes pintar fácilmente con nosotros. Seguro que has oído hablar de "Los Girasoles" o de "Autorretrato", dos de sus obras más conocidas.

Por supuesto, encontrarás más cuadros famosos para imitar. Elige a tu autor, remángate... y prepárate para sentir la satisfacción de pintar un cuadro digno de su autor original. ¡Manos a la obra!